Entrevista Bernardo Rivera

Retrato Bernardo Rivera

Entrevista – Bernardo Rivera

Actor en "El curso de tu vida" e "incondicionales".

En esta ocasión entrevistamos a Bernardo Rivera en relación a la obra "El curso de tu vida", la cual pudimos disfrutar el pasado día de enero, en el Teatro de Las Letras.


TdL: Bernardo, ¿cómo estas? muy amable por tu parte que nos concedas esta pequeña entrevista sobre tí y sobre tu obra "El curso de tu vida". Nos gustaría saber en primer lugar quién es Bernardo Rivera, ¿cómo llegaste al mundo del Teatro?.

B-R:Muy Buenas. Pues empecé a interesarme por el teatro de pequeño en un campamento de verano en el que entre una de las actividades que había era el teatro. Al principio me dieron un papel pequeño y al caer enfermo el protagonista tuve que representar su papel con muy poco tiempo. La adrenalina y la sensación al hacer la función nunca lo olvidaré.
Después me apunté al Aula de Teatro en la Universidad de Derecho e hice la obra "El lado oscuro del corazón". Durante este proceso descubrí mi verdadera vocación. Compatibilizaba la Universidad con cursos de teatro en Sevilla y en cuanto terminé la carrera me vine a Madrid a formarme como actor en la Escuela de Teatro Bululú. Y 20 años después aquí sigo.

TdL: Cuéntanos un poco la historia de cómo se fraguó "El curso de tu vida".

B-R: El curso de tu vida surgió tras varias reuniones con Pepa Rus, la directora a quien le propuse que trabajáramos juntos. Ella se ofreció a dirigirme. Comenzamos abordando los diferentes personajes que podrían acudir a un curso, todavía no sabíamos de qué sería dicho curso. Una vez que lo tuvimos definidos pasé a escribir el entramado y el motivo de por qué acuden al curso y qué cambios significativos le supone a cada uno de ellos y durante la escritura fui descubriendo la conexión que había entre ellos.


enlace a la página de la Obra, Festum Fatuorum

TdL: En "el curso de tu vida" existe una especial trama de "casualidades" impregnada constantemente de humor, pero a su vez con trasfondo existencial y de búsqueda de sentido. Cómo describirías esta especial mezcla de "ingredientes" para formar un todo conectado.

B-R: Pues quería que la obra tuviese humor y fuera muy divertida para el espectador pero a la vez quería que le calase un mensaje y se fuera a su casa reflexionando y quedándose con ese poso. Creo en las causalidades, que todo pasa por algo y tiene un por qué. Y quería tratar temas como la muerte, las relaciones de pareja, las relaciones familiares...temas en las que el espectador puede sentirse identificado porque son cosas que nos ocurren a todos y nos preocupan.

TdL: En la obra das vida nada menos que a 5 personajes cada cual más dispar, ¿con cual de ellos te sientes más cómodo en la interpretación?, y por contrapartida, ¿cual te ha arrojado más desafío dentro de tu trabajo como actor?

B-R: Con el personaje que me siento más cómodo es con Lorena, la secretaria del curso, porque es el que más conecta con el público, juega con él y es el más espontáneo y cercano. Me gusta interpretarlo y el espectador es todo el rato cómplice de ello.
El que más desafío supuso para mí es el profesor del curso, Adrián del Castillo pues es el personaje que mas se aleja de mí. Tiene esa mezcla entre espiritual, agresivo, impulsivo, pero que a la vez lucha para mantener la calma.

TdL: ¿Podrías darnos 3 adjetivos que pudieran definir a cada uno de los personajes que interpretas?

B-R: Adrián del Castillo: es irascible, desconfiado y sensible.
Lorena: es cercana, impulsiva y lista.
Antonio de Cuenca: inocente, humilde e inseguro.
Jose Carlos Belmonte: carismático, alegre y reservado.
Ben Idaivis: entrañable, diva y segura.

TdL: En las idas y venidas de tus personajes en el escenario, que son múltiples... ¿Hay algún tránsito de personaje que te suponga una especial "ruptura" y encaje dentro de la trama?

B-R: Creo que de las transiciones más complejas está la de cuando se cierra la historia de Jose Carlos Belmonte y regresa al curso el profesor Adrián del Castillo y tiene que retomar la clase desde donde lo había dejado pero teniendo en cuenta por todo lo que el personaje ha pasado y dejando atrás como actor lo que les ha ocurrido al resto de personajes.

TdL: Si tuvieras que elegir una metáfora para la "moraleja" de esta historia... ¿cual elegirías?

B-R: Hay un texto, en el primer borrador de la obra, que decía Lorena, la secretaria del curso, y que hace referencia a esa moraleja de la historia y que me gustaría rescatarlo: "A veces necesitamos un pequeño empujón para salir adelante, alguien que nos anime y nos guíe en nuestro camino, en el curso de nuestra vida. Y es que las personas que marcan la diferencia son aquellas que se preocupan por ti, que te cuidan, las que de muchas maneras están contigo".

TdL: Bernardo, muchas gracias por atendernos, ha sido un verdadero placer tenerte con nosotros. Un último mensaje para quien no haya visto aún tu obra, ¿porqué la recomendarías?

B-R: La recomiendo porque es una obra que no te dejará indiferente, te hará pasar un rato muy agradable y te sacará una sonrisa. Una obra sobre la vida misma.

http://bernardorivera.es
http://quejarte.com